Categoría: Asociación de Belenistas de Pamplona

Logo de la Asociación de Belenistas de Pamplona

Ha fallecido D. Jesús María Gómara Arraiza, Presidente de la Asociación de Belenistas de Pamplona

26 Feb 18
Presidencia FEB
,
54 comments
D. Jesús María Gómara Arraiza - ©NavarraInformacion.es

D. Jesús María Gómara Arraiza
©NavarraInformacion.es

D. Jesús María Gómara Arraiza, actual Presidente de la Asociación de Belenistas de Pamplona, ha fallecido hoy 26 de febrero de 2018 en Pamplona a los 69 años de edad (nació en Pamplona el 29 de enero de 1949).

De familia de tradición belenista, en su casa siempre se ponía la representación del Nacimiento de Jesús en Navidad, por lo que era cuestión de tiempo que Jesús Mari se integrase en la Asociación de Pamplona, cosa que hizo en febrero del año 1991.

Su compromiso con el belenismo le hizo aceptar la presidencia de la Asociación en el año 2011, asumiendo con ello el puesto de Tesorero de la Federación Española de Belenistas, que desde septiembre de 2010 recaía en la Asociación de Belenistas de Pamplona, y que desempeñó hasta junio de 2014. En su primera campaña de Navidad como presidente, se duplicó el espacio expositivo en Baluarte (Palacio de Congresos de Navarra). Era el segundo año que allí se mostraban los belenes de la Asociación, concretamente en la Sala de Exposiciones de la planta baja. Ese mismo año la Asociación adquirió un local acorde con las necesidades de espacio que tenía.

Durante su mandato se ha consolidado la citada exposición de belenes en Baluarte y ha aumentado considerablemente el número de las que se instalan en otros edificios, tanto religiosos como civiles, tanto en Pamplona como en otras localidades de Navarra. En este sentido, su espíritu emprendedor animó a los socios a realizar proyectos con belenes de gran tamaño, belenes que se continúan construyendo e instalando desde entonces. Además, en este tiempo la Asociación ha enviado belenes e impartido cursos fuera de Pamplona: las ciudades de Bayona (Francia) y Torun (Polonia) lo pueden testificar.

No es desconocido para nadie que ha sufrido una enfermedad en los dos últimos años, pero su talante y la forma modélica con la que la ha sobrellevado, trabajando y preocupándose por la Asociación hasta el último momento, incluso estando hospitalizado, lo hará ser siempre recordado con agradecimiento por los belenistas pamploneses.

Su forma de vivir el belenismo y todo lo que rodea la Navidad también le hizo implicarse en la Pía Unión Pastores de Belén, que también dirigía, entidad dedicada a cantar villancicos clásicos desde el 23 de diciembre al 6 de enero en centros benéficos, parroquias, conventos de clausura, monasterios, etc., y que tiene grabados varios discos.

Era incapaz de negarse a todo lo que sonaba a Navidad, por lo que aceptó, en nombre de la Asociación, en el año del 60º aniversario de la misma, la invitación que le cursó el entonces alcalde de Pamplona D. Enrique Maya, para ser el pregonero de la Navidad pamplonesa el viernes 20 de diciembre de 2013 en la Plaza Consistorial de la ciudad. Jesús María Gómara consideró que “para un belenista, ser el pregonero de Navidad es como tirar el cohete en San Fermín“.

De las entrevistas que le hicieron esos días podemos extraer un poco de su pensamiento y afición belenista (en concreto de la que le hicieron en navarrainformacion.es) :

P.: ¿De dónde le viene la afición por los belenes?
J.M.G.: Desde chaval, desde crío. Mi padre era muy aficionado al belenismo, y mi abuelo, y toda la familia hemos sido muy aficionados al Belén. Recuerdo desde crío haber puesto belenes, primero ayudando a mi padre y posteriormente ya haciendo mis pinitos y desde entonces no he dejado ni un año de poner belenes.

P.: ¿Cuántos belenes habrá podido montar en su vida?
J.M.G.: No tengo ni idea, pero por lo menos uno al año seguro y estoy hablando que desde los 10 años soy consciente de que he estado montando belenes, por lo menos 50 belenes he montado. Sí que he ayudado a otros en muchos montajes, pero como consecuencia de ser un belenista que está en la Asociación y que, como todos, trabajamos en cantidad de cosas y de belenes.

P.: Usted que habrá visto cientos o miles de belenes…
J.M.G.: Bueno, vamos a decir que cientos de belenes, sí que he visto.

P.: ¿Cuál es el más bonito o el que más le llamó la atención?
J.M.G.: A mí la verdad es que cada uno vemos el Belén un poco desde nuestra perspectiva y desde los ojos que nosotros vemos la naturaleza, y aun sabiendo que hay belenes que no son comparables por su calidad… Este año hemos puesto uno en la catedral que tiene su encanto, pero para mí los paisajes que llevamos en el corazón, que son los paisajes nuestros y las casas nuestras, que son de alguna manera las que nos gustan y las que queremos… Incluso algunos paisajes que han sido de fuera de nuestra región y que hemos podido hacer… Yo recuerdo un Belén que hice hace unos años, que ayudé a hacerlo, de un desierto me encantó. Han sido ya dos o tres veces que hemos hecho un desierto y me ha impactado. Ese desierto estuvo colocado en la Asociación, lo hicieron dos grandes artistas, dos mujeres, y me tocó ayudarles y luego ha estado en dos o tres sitios más, en las cercanías de Pamplona.

P.: ¿Qué figuras, además de las tres imprescindibles, debe tener un Belén?
J.M.G.: Siempre el Belén tiene tres figuras que son imprescindibles, San José, la Virgen y el Niño. A partir de ahí podemos poner más figuras, pero siempre tiene más sentido que haya alguien adorando, y primero son los pastores.

P.: ¿Qué no debe faltar nunca en el Belén?
J.M.G.: Yo creo que un pastor. Creo que el Belén tiene un significado de… vamos a decir de humildad y de cierta pobreza, y sobre todo de esperanza. Entonces yo creo que es el pastor, de alguna manera, el que espera algo más de su vida pastoril. Cuando está adorando al Niño, o al ver la triple imagen de San José, la Virgen y el Niño creo que está buscando esa esperanza, esa felicidad o esa ilusión que le da el momento.

P.: Y personalmente, ¿Cuál es su figura preferida, la que más le gusta?
J.M.G.: Yo tengo verdadera admiración por San José. Lógicamente, en el Niño tengo mi devoción y mi sentido de lo que es el Belenismo, pero San José siempre me ha producido un atractivo especial, sí.

P.: ¿Cómo debe ser un Belén?
J.M.G.: Yo diría que el Belén no tiene que ser ni el más grande, ni el más bonito, ni el mejor, ni el que más agua tenga, ni el que más figuras tenga… El Belén tiene que ser cada año el que le sale a uno del corazón, y muchas veces creo que es mejor que un Belén esté colocado con tres figuras, pero con cariño, que decir que he puesto el Belén más grande y por toda la casa, lleno de figuras una encima de otra… eso no me dice nada. Si tiene muchas figuras y están bien colocadas, lógicamente será un Belén más atractivo para aquel que lo esté viendo. Pero yo creo que el Belén tiene otro sentido más de presencia en tu casa, como bien dice el Papa Francisco en estos momentos… Pon el Belén en casa no sólo para ponerlo, sino para algo más.

P.: ¿Qué pide en estas fechas y a quién se lo pide?
J.M.G.: Yo pediría fundamentalmente al de más arriba que este mundo de crisis vaya cambiando poco a poco, sabemos que es una cosa que la tenemos que cambiar los hombres y que esa idea sea de paz para todo el mundo, que los enfrentamientos no sean por ser de A o de B, que haya un acuerdo, y si hay que discutir las cosas sea encima de una mesa. Que de alguna manera hubiese mucho más coloquio, mucha menos tensión y un poquito de amistad, incluso con los otros paisanos que a lo mejor no tienen las mismas ideas.

Por último, ¿Qué es lo esencial de la Navidad para usted?
J.M.G.: La Navidad es una de las noticias buenas e importantes que ha tenido el mundo. Nació un niño en el que hemos creído y además luego muere con una Resurrección que es también lo importante, pero ahí me estoy metiendo ya más en un campo más de mis creencias, más que de lo que hoy un belenista pueda estar diciendo. Esas creencias las llevo conmigo y eso es un tema personal, pero creer que con el Niño nace esa esperanza, para mí es lo más importante. Desde el punto de vista más de andar por casa, las Navidades y el Belén para nosotros los belenistas es una manera de tenernos ocupados, de tener una ilusión permanente todo el año. Nosotros empezamos los belenes en febrero y acabamos en febrero, con lo cual no hay descanso, formamos a mucha gente, más de 100 personas al año en el primer nivel y 40 en segundo nivel. Debemos tener esa ilusión y sobre todo una mujer, o un marido, que nos aporte y que nos aguante las horas que tenemos que dedicar al tema.

Aquí también os dejamos una entrevista que le hicieron en el programa “Iglesia Navarra” emitido el 25 de diciembre de 2016 en el canal local Navarra Televisión, en la que podemos vernos reflejados todos los belenistas:

Desde estas líneas queremos transmitir nuestro sincero pésame a toda su familia y a sus compañeros de la Asociación de Belenistas de Pamplona en nombre de los belenistas del resto del país. Descanse en Paz.

La Asociación de Belenistas de Pamplona y la Federación Española de Belenistas invitan a participar en los actos que tanto la familia como la Asociación organicen en su memoria, que son los siguientes:

Para información más completa o actualizada podéis consultar la web de la Asociación de Belenistas de Pamplona, o en el perfil de Twitter de la misma.

Para terminar os dejamos el maravilloso homenaje que, en formato de viñeta, le ha hecho el belenista Francisco Javier Álvarez Atarés “Bepo”.

Viñeta homenaje a Jesús Gómara, obra del belenista Francisco Javier Álvarez Atarés

Imagen para listados de Trofeos Federación Española de Belenistas

Dª. María del Carmen Pérez de Eulate y Dª. Marisol Uyarra – Trofeo FEB 2008 – Asociación de Belenistas de Pamplona

19 Oct 08
Presidencia FEB
,
No Comments
Mª. Carmen Pérez de Eulate y Marisol Uyarra - Trofeo FEB 2008

Mª. Carmen Pérez de Eulate
y Marisol Uyarra
Trofeo FEB 2008

Logo AB PamplonaMª. Carmen y Marisol, o Marisol y Mª. Carmen. Monta tanto, tanto monta. Desde hace más de una década ambas trabajan a favor del belenismo dentro de la Asociación de Belenistas de Pamplona. En todas las facetas que unas madres de familia pueden inculcar el belenismo, tanto dentro de casa como en la Asociación, llevan desde que formaron sus propias familias.

Con nosotros comenzaron hace ya más de 10 años con los cursillos de iniciación pertinentes. Y siguieron con diversos montajes. Tanto dentro como fuera de la Asociación. Han montado en todos los sitios en los que se les ha pedido su colaboración. Y han ayudado en todo lo que han podido. Ya fuera construcción de belenes como otras actividades de la Asociación: limpieza, cenas, guardias, formación, excursiones…

No se las puede premiar por separado. Allí donde estuvo Marisol, estuvo Carmen. Y viceversa. No hay una mejor que la otra. Cada una complementa a la otra. ¿Se puede quitar uno de los tres Reyes Magos?

No solo se les premia por su valía como creadoras de escenas conmovedoras, ni por su buen hacer con el cúter o con el soldador. Ni por su maestría con el pincel, o con los detalles. Se les premia por su labor general en la Asociación. Por su forma de transmitir los valores del belenismo en la Asociación. Sin distinciones. Siempre con una sonrisa, con una palabra amable. Con una disposición a favor de lo que pretendemos con nuestras obras.

Se suele hablar en nuestra asociación de belenistas con “B” y belenistas con “V” (tomado de la revista Ruta de Nacimientos 2006, entrevista al belenista D. Fco. Ledo Román). El primer grupo es el de aquellas personas que a través de la realización de obras efímeras recrea y mantiene una tradición dándole carácter de arte. Y transmitiéndolo a todo el que pueden. Y el segundo grupo es aquella persona ególatra que se mira siempre a sí mismo, dándose valor de maestro que, siendo lo que es lo representado, debería ser modestia, desinterés y humildad ya que eso es lo que recreamos.

Sobra decir que nuestras premiadas son belenistas con “B”. Que son un fiel reflejo de esa humildad que deberíamos predicar.

Por todo ello proponemos a Mª. Carmen Pérez de Eulate y Marisol Uyarra como Trofeo Federación 2008.

Imagen para listados de Trofeos Federación Española de Belenistas

D. Raúl Hernández Ustárroz – Trofeo FEB 2002 – Asociación de Belenistas de Pamplona

14 Abr 02
Presidencia FEB
,
No Comments
Raúl Hernández Ustárroz - Trofeo FEB 2002

Raúl Hernández Ustárroz
Trofeo FEB 2002

Logo AB PamplonaRaúl Hernández Ustárroz, artista inquieto, investigador nato. Toda su vida la ha repartido entre su trabajo en la Caja de Ahorros de Pamplona y su taller. Sin olvidar a su esposa Carmen y sus tres hijos, copartícipes de sus ilusiones y aventuras artísticas.

Además de construir belenes, fabrica sus propias figuras para los mismos, por lo que la ambientación de los belenes de Raúl está asegurada. Y la expectación de los niños ante sus dioramas también.

Cursó cuatro años de estudio en la Escuela de Arte y Oficios de Pamplona, donde se inició en el dibujo, la pintura y el modelado.

Raúl ha practicado la pintura y el grabado, la fotografía en color, la serigrafía, el modelado y los esmaltes al fuego sobre cobre y otros metales.

Medalla de Plata de Artesanía de Navarra. Premio en Fotografía y Escultura.

Ahora y desde su jubilación, dedica su tiempo al belén. Construye dioramas, arregla figuras, da cursos de belenismo en su pueblo, monta con el ayuntamiento de su valle concursos navideños de construcción de belenes familiares. Hace de jurado y construye el belén municipal.

Y aún le queda tiempo para apuntarse a los viajes de la asociación a las ciudades cercanas, o lejanas, como el último viaje que hicimos a Italia.

Y éste es Raúl, nuestro Trofeo Federación de este año.

Siempre joven a pesar de haber cumplido ya con su vida laboral. Dispuesto a ver, escuchar y aprender todo aquello que le pueda ser útil a su actual trabajo, el belenismo.

Imagen para listados de Trofeos Federación Española de Belenistas

Familia Artaiz-Urdaci – Trofeo FEB 1999 – Asociación de Belenistas de Pamplona

11 Abr 99
Presidencia FEB
,
No Comments

Logo de la Asociación de Belenistas de PamplonaCada año nos parece que a través del paso de los días se nos van escapando diversos momentos que será difícil reproducir; la sociedad nos pone de nuevo en la realidad del día a día y nos presenta otras coyunturas, otras ocasiones que demuestran nuestro error; la sociedad corre y corre, los tiempos nos envuelven, todo se desarrolla a un ritmo vertiginoso y hay personas o grupos que, de repente, salen de esa situación y rompen los moldes; la semana acaba con el trabajo y llega el ocio, unos este lo emplean sabiamente, otros lo desperdician o lo acomodan a sus gustos.

La familia es una de las variedades elegidas para ese descanso, y dentro de las múltiples facetas y del gran abanico de posibilidades que este nos presenta, es interesante, muy interesante, la que eligió la Familia Artaiz-Urdaci: ellos han preferido la que a la vez que les produce solaz para el descanso, sirve para que otros centremos nuestro espíritu en la que es causa y raíz de nuestra existencia.

La Familia Artaiz-Urdaci, pastoreada por José Mari Artaiz, acompañado de su esposa, hijos, nietos, sobrinos, cuñado, “todos”, desde hace 25 años -comenzaron en San Quirico el año 1974- han ido cada Navidad dejando en otras tantas cimas navarras un pequeño belén; ellos han sabido buscar en un recodo del camino o en la cima, un hueco, una hendidura rocosa, el sitio preferente donde dejar sencillas figuras de San José, la Virgen María y ese Niñito que es fuente de nuestros pensamientos, trabajos y devoción.

Nos llena de orgullo y responsabilidad contar con esta familia amiga que así hace público su amor al Niño de Belén y la Sagrada Familia: ojalá seáis por muchos años merecedores de este reconocimiento que hoy os hace la Federación Española de Belenistas en respuesta a nuestra petición.

Gracias, por vuestro amor.