Etiqueta: 2019 FEB

Hemeroteca de la Federación Española de Belenistas y sus entidades

Hemeroteca 2019 – Federación Española de Belenistas – La tecnología también ha llegado al arte del belén

28 Dic 19
Presidencia FEB
, , ,
No Comments

Hemeroteca 2019 – Federación Española de Belenistas
La tecnología también ha llegado al arte del belén

Mancheta Web Diario de Sevilla

Artículo original publicado el 28/12/2019 en el Diario de Sevilla – © Pedro Ingelmo

Carles Tarragó Gatell

Desde que Carles Tarragó accedió el pasado año a la presidencia de la Federación Española de Asociaciones de Belenistas la tarea que tiene encomendada es conseguir que el belenismo sea considerado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Tarragó considera que el belén es una institución en todo Occidente y ha logrado que muchos de estos aficionados alcancen altas cotas de representación artística en sus creaciones, si bien es cierto que cada año la obra se destruye para partir de nuevo de cero.

¿Por qué hay una federación de belenistas?

Es muy antigua. Antes de federación, en los tiempos de Franco, se denominaba Reunión Española de Belenistas. Tenemos que situarnos en la época, cuando las comunicaciones no eran lo de ahora. La gente que sentía pasión por el arte de los belenes no conocía cómo se trabajaba en otros puntos del país. Por eso, aún hoy, los belenes son tan distintos en Cataluña, en Orense, en Zamora o en Andalucía.

¿Y cuándo se conocieron los belenistas de uno y otro sitio empezaron a parecerse los unos a los otros?

No, la identidad se sigue manteniendo, pero estar todos en contacto hace que unos nos copiemos a otros en aspectos más técnicos que de contenido. Es decir, para ganar tiempo o para ahorrar en materiales.

¿Ha evolucionado mucho la técnica?

Indudablemente. Los belenes, hasta los años 90, eran muy humildes en los materiales. Prácticamente, salvo en Cataluña, donde siempre se ha trabajado con la escayola, los materiales principales eran corcho y musgo. Los nuevos materiales, como la espuma de poliuretano o el porexpán, han revolucionado el belenismo. Se puede modelar más fácilmente, es más ligero y el resultado es realista. Se alcanza una exquisitez sublime.

Explíqueme, usted que es catalán, las diferencias entre un belén catalán y un belén andaluz.

Eso no tiene una respuesta fácil, pero el belenismo sigue siendo muy local y el caso entre Cataluña y Andalucía quizá sea el más acusado. En este caso estamos hablando de metros cuadrados. El belén clásico andaluz es grande, muy grande. Si hay 25 metros cuadrados, se hace en 25 metros cuadrados. El belén catalán es pequeño, de unos 60 centímetros por un metro. Lo metemos en una caja y lo llamamos diorama.

En Jerez el diorama es su toque de distinción.

El caso de Jerez en Andalucía es especial y tiene que ver con un belenista catalán que acabó viviendo en Jerez y que influyó el belenismo de esta localidad, pero en Andalucía, en general, el belén tira a lo grandioso.

¿Cuánto le lleva a usted construir su belén?

Un diorama puede llevarte entre 300 y 400 horas de trabajo, pero volvemos a lo mismo. Yo he visto en Andalucía belenes maravillosos que se han construido a lo largo de más de medio año. Es más, he visto gente que sacrifica una habitación entera desde el mes de julio para ir allí construyendo el belén. Lo van haciendo entre toda la familia. El que tiene esta pasión se la toma con mucha intensidad.

Pero, claro, es muy intenso, pero un belén dura lo que dura.

Por supuesto, éste es un arte efímero. Se expone en Navidad y muere en enero, pero eso también es bello porque acabas de terminar el belén de este año y ya estás pensando en el del próximo año.

¿La temática también varía?

Por seguir con la diferencia entre Cataluña y Andalucía, en Andalucía se trata de narrar toda la historia en un belén, mientras que los catalanes solemos centrarnos cada año en una escena distinta.

El belén de la plaza de Sant Jaume ha vuelto a crear polémica en Barcelona. Es un trastero. ¿Es eso un belén?

Para mí, sí. Para mí, un belén es todo aquello que evoque la Navidad y este belén cumple la función, aunque no estén situadas las figuras a la manera tradicional.

¿Hay muchas empresas que vivan exclusivamente del belenismo?

Exclusivamente pocas, pero alguna hay. Es curioso el caso de una empresa de electrónica que suministra a la mayor parte de los belenistas españoles tecnología led. Hasta hace no mucho los belenes se iluminaban con electricidad. Los belenistas sabemos un poco de todo y de todo sabemos más bien poco. Somos carpinteros, pintores y también electricistas. Pero claro, vaya electricistas. Ha sido un milagro que no hubiera cada año un incendio por un belén porque se hacía de forma muy rudimentaria. Ahora ha llegado la tecnología led y lo ha cambiado todo porque permite, de forma más segura, más tonalidades, más intensidad, más calor.

También me refería a las figuras.

En este caso en Andalucía es donde hay más tradición de talladores y hay unos escultores estupendos especializados en el belenismo. Fuera de Andalucía apenas hay. En los que estoy pensando son muy jóvenes, con muchas ganas de innovar y trabajar.

Hay mercado para eso.

Sí, porque esto funciona de esta manera. El belenista adquiere la figura al escultor y durante un año lo luce en su belén. Al siguiente se lo vende a un banco o a un centro comercial y, al año siguiente, reinvierte lo ganado por haber vendido su belén para adquirir nuevas figuras. Estoy hablando, claro, de los grandes belenes.

© Pedro Ingelmo / Diario de Sevilla – 28/12/2019

Imagen Destacada en noticias de la Santa Sede

Santa Sede – Papa Francisco – Homilía de la Santa Misa de Nochebuena y Natividad del Señor 24/12/2019

25 Dic 19
Presidencia FEB
, ,
No Comments

Imagen de Cabecera en noticias de la Santa Sede

Santa Sede – Papa Francisco
Homilía de la Santa Misa de Nochebuena y Natividad del Señor
24 de diciembre de 2019

Escudo papal de Francisco (Jorge Mario Bergoglio)

Escudo papal de
Francisco

Basílica de San Pedro – Martes 24 de diciembre de 2019

«El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande» (Is 9,1). Esta profecía de la primera lectura se realizó en el Evangelio. De hecho, mientras los pastores velaban de noche en sus campos, «la gloria del Señor los envolvió de claridad» (Lc 2,9). En la noche de la tierra apareció una luz del cielo. ¿Qué significa esta luz surgida en la oscuridad? Nos lo sugiere el apóstol Pablo, que nos dijo: «Se ha manifestado la gracia de Dios». La gracia de Dios, «que trae la salvación para todos los hombres» (Tt 2,11), ha envuelto al mundo esta noche.

Pero, ¿qué es esta gracia? Es el amor divino, el amor que transforma la vida, renueva la historia, libera del mal, infunde paz y alegría. En esta noche, el amor de Dios se ha mostrado a nosotros: es Jesús. En Jesús, el Altísimo se hizo pequeño para ser amado por nosotros. En Jesús, Dios se hizo Niño, para dejarse abrazar por nosotros. Pero, podemos todavía preguntarnos, ¿por qué san Pablo llama “gracia” a la venida de Dios al mundo? Para decirnos que es completamente gratuita. Mientras que aquí en la tierra todo parece responder a la lógica de dar para tener, Dios llega gratis. Su amor no es negociable: no hemos hecho nada para merecerlo y nunca podremos recompensarlo.

Se ha manifestado la gracia de Dios. En esta noche nos damos cuenta de que, aunque no estábamos a la altura, Él se hizo pequeñez para nosotros; mientras andábamos ocupados en nuestros asuntos, Él vino entre nosotros. La Navidad nos recuerda que Dios sigue amando a cada hombre, incluso al peor. A mí, a ti, a cada uno de nosotros, Él nos dice hoy: “Te amo y siempre te amaré, eres precioso a mis ojos”. Dios no te ama porque piensas correctamente y te comportas bien; Él te ama y basta. Su amor es incondicional, no depende de ti. Puede que tengas ideas equivocadas, que hayas hecho de las tuyas; sin embargo, el Señor no deja de amarte. ¿Cuántas veces pensamos que Dios es bueno si nosotros somos buenos, y que nos castiga si somos malos? Pero no es así. Aun en nuestros pecados continúa amándonos. Su amor no cambia, no es quisquilloso; es fiel, es paciente. Este es el regalo que encontramos en Navidad: descubrimos con asombro que el Señor es toda la gratuidad posible, toda la ternura posible. Su gloria no nos deslumbra, su presencia no nos asusta. Nació pobre de todo, para conquistarnos con la riqueza de su amor.

Se ha manifestado la gracia de Dios. Gracia es sinónimo de belleza. En esta noche, redescubrimos en la belleza del amor de Dios, también nuestra belleza, porque somos los amados de Dios. En el bien y en el mal, en la salud y en la enfermedad, felices o tristes, a sus ojos nos vemos hermosos: no por lo que hacemos sino por lo que somos. Hay en nosotros una belleza indeleble, intangible; una belleza irreprimible que es el núcleo de nuestro ser. Dios nos lo recuerda hoy, tomando con amor nuestra humanidad y haciéndola suya, “desposándose con ella” para siempre.

De hecho, la «gran alegría» anunciada a los pastores esta noche es «para todo el pueblo». En aquellos pastores, que ciertamente no eran santos, también estamos nosotros, con nuestras flaquezas y debilidades. Así como los llamó a ellos, Dios también nos llama a nosotros, porque nos ama. Y, en las noches de la vida, a nosotros como a ellos nos dice: «No temáis» (Lc 2,10). ¡Ánimo, no hay que perder la confianza, no hay que perder la esperanza, no hay que pensar que amar es tiempo perdido! En esta noche, el amor venció al miedo, apareció una nueva esperanza, la luz amable de Dios venció la oscuridad de la arrogancia humana. ¡Humanidad, Dios te ama, se hizo hombre por ti, ya no estás sola!

Queridos hermanos y hermanas: ¿Qué hacer ante esta gracia? Una sola cosa: acoger el don. Antes de ir en busca de Dios, dejémonos buscar por Él, porque Él nos busca primero. No partamos de nuestras capacidades, sino de su gracia, porque Él es Jesús, el Salvador. Pongamos nuestra mirada en el Niño y dejémonos envolver por su ternura. Ya no tendremos más excusas para no dejarnos amar por Él: Lo que sale mal en la vida, lo que no funciona en la Iglesia, lo que no va bien en el mundo ya no será una justificación. Pasará a un segundo plano, porque frente al amor excesivo de Jesús, que es todo mansedumbre y cercanía, no hay excusas. La pregunta que surge en Navidad es: “¿Me dejo amar por Dios? ¿Me abandono a su amor que viene a salvarme?”.

Un regalo así, tan grande, merece mucha gratitud. Acoger la gracia es saber agradecer. Pero nuestras vidas a menudo transcurren lejos de la gratitud. Hoy es el día adecuado para acercarse al sagrario, al belén, al pesebre, para agradecer. Acojamos el don que es Jesús, para luego transformarnos en don como Jesús. Convertirse en don es dar sentido a la vida y es la mejor manera de cambiar el mundo: cambiamos nosotros, cambia la Iglesia, cambia la historia cuando comenzamos a no querer cambiar a los otros, sino a nosotros mismos, haciendo de nuestra vida un don.

Jesús nos lo manifiesta esta noche. No cambió la historia constriñendo a alguien o a fuerza de palabras, sino con el don de su vida. No esperó a que fuéramos buenos para amarnos, sino que se dio a nosotros gratuitamente. Tampoco nosotros podemos esperar que el prójimo cambie para hacerle el bien, que la Iglesia sea perfecta para amarla, que los demás nos tengan consideración para servirlos. Empecemos nosotros. Así es como se acoge el don de la gracia. Y la santidad no es sino custodiar esta gratuidad.

Una hermosa leyenda cuenta que, cuando Jesús nació, los pastores corrían hacia la gruta llevando muchos regalos. Cada uno llevaba lo que tenía: unos, el fruto de su trabajo, otros, algo de valor. Pero mientras todos los pastores se esforzaban, con generosidad, en llevar lo mejor, había uno que no tenía nada. Era muy pobre, no tenía nada que ofrecer. Y mientras los demás competían en presentar sus regalos, él se mantenía apartado, con vergüenza. En un determinado momento, san José y la Virgen se vieron en dificultad para recibir todos los regalos, muchos, sobre todo María, que debía tener en brazos al Niño. Entonces, viendo a aquel pastor con las manos vacías, le pidió que se acercara. Y le puso a Jesús en sus manos. El pastor, tomándolo, se dio cuenta de que había recibido lo que no se merecía, que tenía entre sus brazos el regalo más grande de la historia. Se miró las manos, y esas manos que le parecían siempre vacías se habían convertido en la cuna de Dios. Se sintió amado y, superando la vergüenza, comenzó a mostrar a Jesús a los otros, porque no podía sólo quedarse para él el regalo de los regalos.

Querido hermano, querida hermana: Si tus manos te parecen vacías, si ves tu corazón pobre en amor, esta noche es para ti. Se ha manifestado la gracia de Dios para resplandecer en tu vida. Acógela y brillará en ti la luz de la Navidad.

Firma del Papa Francisco (Jorge Mario Bergoglio)

© Dicastero per la Comunicazione – Libreria Editrice Vaticana

Santa Misa de Nochebuena y Natividad del Señor - 24/12/2019

Santa Misa de Nochebuena y Natividad del Señor – 24/12/2019
© Dicastero per la Comunicazione – Libreria Editrice Vaticana


Isotipo de la Asociación Belenista de Álava

Publicaciones 2019 – Asociación Belenista de Álava – Revista JaiotzAraba n.º 2

06 Dic 19
Presidencia FEB
, ,
No Comments

Publicaciones 2019 – Asociación Belenista de Álava
Revista JaiotzAraba n.º 2

Paz y Bien, Querida Familia Belenista:

Isotipo de la Asociación Belenista de ÁlavaLa Asociación Belenista de Álava presenta el número 2 de su revista JaiotzAraba, correspondiente a 2019, que tiene el siguiente índice de contenidos y portada:

Editorial: ¡Vivamos el belén!
Para conocernos:

+ En la prehistoria de la Asociación Belenista de Álava, por José Luis Ramos Gómez
+ Elías Madruga Andrés, Trofeo Federación Española de Belenistas 2019
+ Nuestras asociaciones vecinas: Asociación Belenista de Gipuzkoa

Para recordar:

+ Un año cargado de vida:

XXXI Muestra Belenista y Ruta del Belén
Concurso Escolar y Familiar de Belenes
Celebración de la Anunciación
Asamblea anual
Cursos de Iniciación
Actividades de ocio
II Jornadas Belenistas de Vitoria-Gasteiz
Celebración de San Francisco
Participación en el Congreso Belenista Nacional de Mollina-Antequera
Elaboración de los diversos belenes para este año

Para practicar:

+ Iniciación al belenismo (II):

Materiales
El poliestireno en los belenes
Herramientas

+ Enredadera de hiedra, por Javier Canales López
+ Puerta señorial en cartón, por Juan Soriano Romero

Para conocer:

+ Breve historia del belén (II): Primeros belenes conocidos
+ Escenas del ciclo de Navidad (II): “La Visitación”, por Alfonso Ruiz de Arcaute
+ Navidad en el arte de la Diócesis de Vitoria: Retablo del Santuario de Nuestra Señora de Angosto en Villanañe, por Ricardo Garay Osma:

Ciclo de infancia de Cristo:

· Anunciación-Encarnación
· Visitación
· Presentación en el Templo

Ciclo de infancia de María:

· El abrazo de Santa Ana y San Joaquín ante la Puerta Dorada de Jerusalén
· Natividad de la Virgen
· Presentación en el Templo de la Virgen María

Para saber más

+ La Navidad en Álava (I), por Joaquín Jiménez Martínez (26/07/1921 – 09/08/2019)

Para reflexionar:

+ Feliz Navidad, por el P. Ángel Santesteban Senosiain (OCD)
+ Pregón de Navidad 2018: Et Verbum caro factum est et habitavit in nobis, por D. Javier Otaola Bajeneta (Iglesia de Santa María de los Ángeles de Vitoria-Gasteiz, 13/12/2018 – 20:00h)
+ El trabajo bien hecho. Un cuento más que apócrifo, por Vicente Luis García Corres

Para celebrar:

+ Una cena para compartir:

Caracoles a la alavesa
Intxaursalsa

+ Un canto de ronda del cantoral de Aita Donostia
+ Es Navidad, de Kontxi Martínez de Madina Díaz de Otálora
+ El belén de… Iñaki Cerrajería
+ Una sonrisa, por Iñaki Cerrajería

Para participar:

+ Ruta de Belenes 2019
+ Nuestros belenes y vuestros belenes
+ Programa de Navidad 2019
+ Nuestros belenes 2018:

Belén de El Carmen
Belén de Los Ángeles
Belenes en San Ildefonso
Muestra Belenista de El Carmen
Museo de los Faroles

+ La Asociación Belenista a tu servicio

Portada de la revista «JaiotzAraba n.º 2» (2019), de la Asociación Belenista de Álava

«JaiotzAraba n.º 2»
Director: Alfonso Ruiz de Arcaute Cantera
Editor: Asociación Belenista de Álava
Mes y año de edición: 12/2019
Descripción: 80 páginas, 24×17 cm – Encuadernación: rústica
ISBN 13 : N/D – Depósito Legal: VI-1.081/2019
Portada: Fragmento del belén de El Carmen 2018, obra de Pedro Pablo González Mecolay
(Figura principal de la fotografía modelada por Manuel Sánchez Raposo)
Autor de la fotografía: Íñigo Bastida Baños
Diseño y maquetación: Mikel Fidalgo
Impresión: Imprenta de la Diputación Foral de Álava

Publicaciones 2019 – Papa Francisco – Carta Apostólica «Admirabile signum», sobre el significado y el valor del Belén

01 Dic 19
Presidencia FEB
, , ,
No Comments

Imagen de Cabecera en noticias de la Santa Sede

EL HERMOSO SIGNO DEL PESEBRE
Carta Apostólica «Admirabile Signum»
del Santo Padre Francisco
sobre el significado y el valor del Belén

Santa Misa de Nochebuena y Natividad del Señor - 24/12/2014

El Papa Francisco en la Santa Misa de Nochebuena y Natividad del Señor de 2014
© Daniel Ibáñez, ACI Prensa 231215

Escudo papal de Francisco (Jorge Mario Bergoglio)

Escudo papal de
Francisco

1. El hermoso signo del pesebre, tan estimado por el pueblo cristiano, causa siempre asombro y admiración. La representación del acontecimiento del nacimiento de Jesús equivale a anunciar el misterio de la encarnación del Hijo de Dios con sencillez y alegría. El belén, en efecto, es como un Evangelio vivo, que surge de las páginas de la Sagrada Escritura. La contemplación de la escena de la Navidad, nos invita a ponernos espiritualmente en camino, atraídos por la humildad de Aquel que se ha hecho hombre para encontrar a cada hombre. Y descubrimos que Él nos ama hasta el punto de unirse a nosotros, para que también nosotros podamos unirnos a Él.

Con esta Carta quisiera alentar la hermosa tradición de nuestras familias que en los días previos a la Navidad preparan el belén, como también la costumbre de ponerlo en los lugares de trabajo, en las escuelas, en los hospitales, en las cárceles, en las plazas… Es realmente un ejercicio de fantasía creativa, que utiliza los materiales más dispares para crear pequeñas obras maestras llenas de belleza. Se aprende desde niños: cuando papá y mamá, junto a los abuelos, transmiten esta alegre tradición, que contiene en sí una rica espiritualidad popular. Espero que esta práctica nunca se debilite; es más, confío en que, allí donde hubiera caído en desuso, sea descubierta de nuevo y revitalizada.

2. El origen del pesebre encuentra confirmación ante todo en algunos detalles evangélicos del nacimiento de Jesús en Belén. El evangelista Lucas dice sencillamente que María «dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada» (2,7). Jesús fue colocado en un pesebre; palabra que procede del latín: praesepium.

El Hijo de Dios, viniendo a este mundo, encuentra sitio donde los animales van a comer. El heno se convierte en el primer lecho para Aquel que se revelará como «el pan bajado del cielo» (Jn 6,41). Un simbolismo que ya san Agustín, junto con otros Padres, había captado cuando escribía: «Puesto en el pesebre, se convirtió en alimento para nosotros» (Serm. 189,4). En realidad, el belén contiene diversos misterios de la vida de Jesús y nos los hace sentir cercanos a nuestra vida cotidiana.

Pero volvamos de nuevo al origen del belén tal como nosotros lo entendemos. Nos trasladamos con la mente a Greccio, en el valle Reatino; allí san Francisco se detuvo viniendo probablemente de Roma, donde el 29 de noviembre de 1223 había recibido del Papa Honorio III la confirmación de su Regla. Después de su viaje a Tierra Santa, aquellas grutas le recordaban de manera especial el paisaje de Belén. Y es posible que el Poverello quedase impresionado en Roma, por los mosaicos de la Basílica de Santa María la Mayor que representan el nacimiento de Jesús, justo al lado del lugar donde se conservaban, según una antigua tradición, las tablas del pesebre.

Las Fuentes Franciscanas narran en detalle lo que sucedió en Greccio. Quince días antes de la Navidad, Francisco llamó a un hombre del lugar, de nombre Juan, y le pidió que lo ayudara a cumplir un deseo: «Deseo celebrar la memoria del Niño que nació en Belén y quiero contemplar de alguna manera con mis ojos lo que sufrió en su invalidez de niño, cómo fue reclinado en el pesebre y cómo fue colocado sobre heno entre el buey y el asno» (Tomás de Celano, Vida Primera, 84: Fuentes franciscanas, n. 468). Tan pronto como lo escuchó, ese hombre bueno y fiel fue rápidamente y preparó en el lugar señalado lo que el santo le había indicado. El 25 de diciembre, llegaron a Greccio muchos frailes de distintos lugares, como también hombres y mujeres de las granjas de la comarca, trayendo flores y antorchas para iluminar aquella noche santa. Cuando llegó Francisco, encontró el pesebre con el heno, el buey y el asno. Las personas que llegaron mostraron frente a la escena de la Navidad una alegría indescriptible, como nunca antes habían experimentado. Después el sacerdote, ante el Nacimiento, celebró solemnemente la Eucaristía, mostrando el vínculo entre la encarnación del Hijo de Dios y la Eucaristía. En aquella ocasión, en Greccio, no había figuras: el belén fue realizado y vivido por todos los presentes (cf. Tomás de Celano, Vida Primera, 85: Fuentes franciscanas, n. 469).

Así nace nuestra tradición: todos alrededor de la gruta y llenos de alegría, sin distancia alguna entre el acontecimiento que se cumple y cuantos participan en el misterio.

El primer biógrafo de san Francisco, Tomás de Celano, recuerda que esa noche, se añadió a la escena simple y conmovedora el don de una visión maravillosa: uno de los presentes vio acostado en el pesebre al mismo Niño Jesús. De aquel belén de la Navidad de 1223, «todos regresaron a sus casas colmados de alegría» (Tomás de Celano, Vida Primera, 86: Fuentes franciscanas, n. 470).

3. San Francisco realizó una gran obra de evangelización con la simplicidad de aquel signo. Su enseñanza ha penetrado en los corazones de los cristianos y permanece hasta nuestros días como un modo genuino de representar con sencillez la belleza de nuestra fe. Por otro lado, el mismo lugar donde se realizó el primer belén expresa y evoca estos sentimientos. Greccio se ha convertido en un refugio para el alma que se esconde en la roca para dejarse envolver en el silencio.

¿Por qué el belén suscita tanto asombro y nos conmueve? En primer lugar, porque manifiesta la ternura de Dios. Él, el Creador del universo, se abaja a nuestra pequeñez. El don de la vida, siempre misterioso para nosotros, nos cautiva aún más viendo que Aquel que nació de María es la fuente y protección de cada vida. En Jesús, el Padre nos ha dado un hermano que viene a buscarnos cuando estamos desorientados y perdemos el rumbo; un amigo fiel que siempre está cerca de nosotros; nos ha dado a su Hijo que nos perdona y nos levanta del pecado.

La preparación del pesebre en nuestras casas nos ayuda a revivir la historia que ocurrió en Belén. Naturalmente, los evangelios son siempre la fuente que permite conocer y meditar aquel acontecimiento; sin embargo, su representación en el belén nos ayuda a imaginar las escenas, estimula los afectos, invita a sentirnos implicados en la historia de la salvación, contemporáneos del acontecimiento que se hace vivo y actual en los más diversos contextos históricos y culturales.

De modo particular, el pesebre es desde su origen franciscano una invitación a “sentir”, a “tocar” la pobreza que el Hijo de Dios eligió para sí mismo en su encarnación. Y así, es implícitamente una llamada a seguirlo en el camino de la humildad, de la pobreza, del despojo, que desde la gruta de Belén conduce hasta la Cruz. Es una llamada a encontrarlo y servirlo con misericordia en los hermanos y hermanas más necesitados (cf. Mt 25,31-46).

4. Me gustaría ahora repasar los diversos signos del belén para comprender el significado que llevan consigo. En primer lugar, representamos el contexto del cielo estrellado en la oscuridad y el silencio de la noche. Lo hacemos así, no sólo por fidelidad a los relatos evangélicos, sino también por el significado que tiene. Pensemos en cuántas veces la noche envuelve nuestras vidas. Pues bien, incluso en esos instantes, Dios no nos deja solos, sino que se hace presente para responder a las preguntas decisivas sobre el sentido de nuestra existencia: ¿Quién soy yo? ¿De dónde vengo? ¿Por qué nací en este momento? ¿Por qué amo? ¿Por qué sufro? ¿Por qué moriré? Para responder a estas preguntas, Dios se hizo hombre. Su cercanía trae luz donde hay oscuridad e ilumina a cuantos atraviesan las tinieblas del sufrimiento (cf. Lc 1,79).

Merecen también alguna mención los paisajes que forman parte del belén y que a menudo representan las ruinas de casas y palacios antiguos, que en algunos casos sustituyen a la gruta de Belén y se convierten en la estancia de la Sagrada Familia. Estas ruinas parecen estar inspiradas en la Leyenda Áurea del dominico Jacopo da Varazze (siglo XIII), donde se narra una creencia pagana según la cual el templo de la Paz en Roma se derrumbaría cuando una Virgen diera a luz. Esas ruinas son sobre todo el signo visible de la humanidad caída, de todo lo que está en ruinas, que está corrompido y deprimido. Este escenario dice que Jesús es la novedad en medio de un mundo viejo, y que ha venido a sanar y reconstruir, a devolverle a nuestra vida y al mundo su esplendor original.

5. ¡Cuánta emoción debería acompañarnos mientras colocamos en el belén las montañas, los riachuelos, las ovejas y los pastores! De esta manera recordamos, como lo habían anunciado los profetas, que toda la creación participa en la fiesta de la venida del Mesías. Los ángeles y la estrella son la señal de que también nosotros estamos llamados a ponernos en camino para llegar a la gruta y adorar al Señor.

«Vayamos, pues, a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha comunicado» (Lc 2,15), así dicen los pastores después del anuncio hecho por los ángeles. Es una enseñanza muy hermosa que se muestra en la sencillez de la descripción. A diferencia de tanta gente que pretende hacer otras mil cosas, los pastores se convierten en los primeros testigos de lo esencial, es decir, de la salvación que se les ofrece. Son los más humildes y los más pobres quienes saben acoger el acontecimiento de la encarnación. A Dios que viene a nuestro encuentro en el Niño Jesús, los pastores responden poniéndose en camino hacia Él, para un encuentro de amor y de agradable asombro. Este encuentro entre Dios y sus hijos, gracias a Jesús, es el que da vida precisamente a nuestra religión y constituye su singular belleza, y resplandece de una manera particular en el pesebre.

Santa Misa de Nochebuena y Natividad del Señor - 24/12/2018

El Papa Francisco en la Santa Misa de Nochebuena y Natividad del Señor de 2018
© María Langarica / Zenit News

6. Tenemos la costumbre de poner en nuestros belenes muchas figuras simbólicas, sobre todo, las de mendigos y de gente que no conocen otra abundancia que la del corazón. Ellos también están cerca del Niño Jesús por derecho propio, sin que nadie pueda echarlos o alejarlos de una cuna tan improvisada que los pobres a su alrededor no desentonan en absoluto. De hecho, los pobres son los privilegiados de este misterio y, a menudo, aquellos que son más capaces de reconocer la presencia de Dios en medio de nosotros.

Los pobres y los sencillos en el Nacimiento recuerdan que Dios se hace hombre para aquellos que más sienten la necesidad de su amor y piden su cercanía. Jesús, «manso y humilde de corazón» (Mt 11,29), nació pobre, llevó una vida sencilla para enseñarnos a comprender lo esencial y a vivir de ello. Desde el belén emerge claramente el mensaje de que no podemos dejarnos engañar por la riqueza y por tantas propuestas efímeras de felicidad. El palacio de Herodes está al fondo, cerrado, sordo al anuncio de alegría. Al nacer en el pesebre, Dios mismo inicia la única revolución verdadera que da esperanza y dignidad a los desheredados, a los marginados: la revolución del amor, la revolución de la ternura. Desde el belén, Jesús proclama, con manso poder, la llamada a compartir con los últimos el camino hacia un mundo más humano y fraterno, donde nadie sea excluido ni marginado.

Con frecuencia a los niños -¡pero también a los adultos!- les encanta añadir otras figuras al belén que parecen no tener relación alguna con los relatos evangélicos. Y, sin embargo, esta imaginación pretende expresar que en este nuevo mundo inaugurado por Jesús hay espacio para todo lo que es humano y para toda criatura. Del pastor al herrero, del panadero a los músicos, de las mujeres que llevan jarras de agua a los niños que juegan…, todo esto representa la santidad cotidiana, la alegría de hacer de manera extraordinaria las cosas de todos los días, cuando Jesús comparte con nosotros su vida divina.

7. Poco a poco, el belén nos lleva a la gruta, donde encontramos las figuras de María y de José. María es una madre que contempla a su hijo y lo muestra a cuantos vienen a visitarlo. Su imagen hace pensar en el gran misterio que ha envuelto a esta joven cuando Dios ha llamado a la puerta de su corazón inmaculado. Ante el anuncio del ángel, que le pedía que fuera la madre de Dios, María respondió con obediencia plena y total. Sus palabras: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38), son para todos nosotros el testimonio del abandono en la fe a la voluntad de Dios. Con aquel “sí”, María se convertía en la madre del Hijo de Dios sin perder su virginidad, antes bien consagrándola gracias a Él. Vemos en ella a la Madre de Dios que no tiene a su Hijo sólo para sí misma, sino que pide a todos que obedezcan a su palabra y la pongan en práctica (cf. Jn 2,5).

Junto a María, en una actitud de protección del Niño y de su madre, está san José. Por lo general, se representa con el bastón en la mano y, a veces, también sosteniendo una lámpara. San José juega un papel muy importante en la vida de Jesús y de María. Él es el custodio que nunca se cansa de proteger a su familia. Cuando Dios le advirtió de la amenaza de Herodes, no dudó en ponerse en camino y emigrar a Egipto (cf. Mt 2,13-15). Y una vez pasado el peligro, trajo a la familia de vuelta a Nazaret, donde fue el primer educador de Jesús niño y adolescente. José llevaba en su corazón el gran misterio que envolvía a Jesús y a María su esposa, y como hombre justo confió siempre en la voluntad de Dios y la puso en práctica.

8. El corazón del pesebre comienza a palpitar cuando, en Navidad, colocamos la imagen del Niño Jesús. Dios se presenta así, en un niño, para ser recibido en nuestros brazos. En la debilidad y en la fragilidad esconde su poder que todo lo crea y transforma. Parece imposible, pero es así: en Jesús, Dios ha sido un niño y en esta condición ha querido revelar la grandeza de su amor, que se manifiesta en la sonrisa y en el tender sus manos hacia todos.

El nacimiento de un niño suscita alegría y asombro, porque nos pone ante el gran misterio de la vida. Viendo brillar los ojos de los jóvenes esposos ante su hijo recién nacido, entendemos los sentimientos de María y José que, mirando al niño Jesús, percibían la presencia de Dios en sus vidas.

«La Vida se hizo visible» (1Jn 1,2); así el apóstol Juan resume el misterio de la encarnación. El belén nos hace ver, nos hace tocar este acontecimiento único y extraordinario que ha cambiado el curso de la historia, y a partir del cual también se ordena la numeración de los años, antes y después del nacimiento de Cristo.

El modo de actuar de Dios casi aturde, porque parece imposible que Él renuncie a su gloria para hacerse hombre como nosotros. Qué sorpresa ver a Dios que asume nuestros propios comportamientos: duerme, toma la leche de su madre, llora y juega como todos los niños. Como siempre, Dios desconcierta, es impredecible, continuamente va más allá de nuestros esquemas. Así, pues, el pesebre, mientras nos muestra a Dios tal y como ha venido al mundo, nos invita a pensar en nuestra vida injertada en la de Dios; nos invita a ser discípulos suyos si queremos alcanzar el sentido último de la vida.

El Papa Francisco firma en el Santuario franciscano de Greccio, el 1 de diciembre de 2019, la Carta Apostólica "Admirabile signum" sobre el significado y el valor del Belén

El Papa Francisco firma en el Santuario franciscano de Greccio, hoy 1 de diciembre de 2019, la Carta Apostólica «Admirabile signum» sobre el significado y el valor del Belén
© Vatican Media

9. Cuando se acerca la fiesta de la Epifanía, se colocan en el Nacimiento las tres figuras de los Reyes Magos. Observando la estrella, aquellos sabios y ricos señores de Oriente se habían puesto en camino hacia Belén para conocer a Jesús y ofrecerle dones: oro, incienso y mirra. También estos regalos tienen un significado alegórico: el oro honra la realeza de Jesús; el incienso su divinidad; la mirra su santa humanidad que conocerá la muerte y la sepultura.

Contemplando esta escena en el belén, estamos llamados a reflexionar sobre la responsabilidad que cada cristiano tiene de ser evangelizador. Cada uno de nosotros se hace portador de la Buena Noticia con los que encuentra, testimoniando con acciones concretas de misericordia la alegría de haber encontrado a Jesús y su amor.

Los Magos enseñan que se puede comenzar desde muy lejos para llegar a Cristo. Son hombres ricos, sabios extranjeros, sedientos de lo infinito, que parten para un largo y peligroso viaje que los lleva hasta Belén (cf. Mt 2,1-12). Una gran alegría los invade ante el Niño Rey. No se dejan escandalizar por la pobreza del ambiente; no dudan en ponerse de rodillas y adorarlo. Ante Él comprenden que Dios, igual que regula con soberana sabiduría el curso de las estrellas, guía el curso de la historia, abajando a los poderosos y exaltando a los humildes. Y ciertamente, llegados a su país, habrán contado este encuentro sorprendente con el Mesías, inaugurando el viaje del Evangelio entre las gentes.

10. Ante el belén, la mente va espontáneamente a cuando uno era niño y se esperaba con impaciencia el tiempo para empezar a construirlo. Estos recuerdos nos llevan a tomar nuevamente conciencia del gran don que se nos ha dado al transmitirnos la fe; y al mismo tiempo nos hacen sentir el deber y la alegría de transmitir a los hijos y a los nietos la misma experiencia. No es importante cómo se prepara el pesebre, puede ser siempre igual o modificarse cada año; lo que cuenta es que este hable a nuestra vida. En cualquier lugar y de cualquier manera, el belén habla del amor de Dios, el Dios que se ha hecho niño para decirnos lo cerca que está de todo ser humano, cualquiera que sea su condición.

Queridos hermanos y hermanas: El belén forma parte del dulce y exigente proceso de transmisión de la fe. Comenzando desde la infancia y luego en cada etapa de la vida, nos educa a contemplar a Jesús, a sentir el amor de Dios por nosotros, a sentir y creer que Dios está con nosotros y que nosotros estamos con Él, todos hijos y hermanos gracias a aquel Niño Hijo de Dios y de la Virgen María. Y a sentir que en esto está la felicidad. Que en la escuela de san Francisco abramos el corazón a esta gracia sencilla, dejemos que del asombro nazca una oración humilde: nuestro “gracias” a Dios, que ha querido compartir todo con nosotros para no dejarnos nunca solos.

Papa Francisco
Dado en Greccio, en el Santuario del Pesebre,
1 de diciembre de 2019

Santa Misa de Nochebuena y Natividad del Señor - 24/12/2018

Santa Misa de Nochebuena y Natividad del Señor – 24/12/2018
© Libreria Editrice Vaticana


Isotipo de la Asociación de Belenistas «San Andrés» de Villava

Obituario 2019 – Asociación de Belenistas “San Andrés” de Villava – Ayer falleció D. Joaquín Garde Ilzarbe

07 Nov 19
Presidencia FEB
, ,
No Comments

Obituario 2019 – Asociación de Belenistas “San Andrés” de Villava
Ayer falleció D. Joaquín Garde Ilzarbe

Joaquín Garde Ilzarbe, socio de la Asociación de Belenistas “San Andrés” de Villava

D. Joaquín Garde Ilzarbe
+ 06/11/2019

La Asociación de Belenistas “San Andrés” de Villava lamenta comunicar el fallecimiento, ayer miércoles 6 de noviembre de 2019, de su socio D. Joaquín Garde Ilzarbe, víctima de accidente, a los 77 años de edad, confortado con los Santos Sacramentos.

La conducción al cementerio de Pamplona, para su incineración, tendrá lugar mañana viernes día 8, a las 11:30h desde el Tanatorio Irache de Burlada (ver ubicación).

El funeral se celebrará también mañana viernes 8 de noviembre, a las 19:30h en la iglesia parroquial de San Andrés de Villava (ver ubicación).

Desde la confianza de que ya esté gozando del verdadero Belén Celestial, nos unimos al dolor de la familia.

D.E.P.

Mañana comienza el LVII Congreso Nacional Belenista (2019)

09 Oct 19
Presidencia FEB
, , ,
No Comments

Mañana comienza el LVII Congreso Nacional Belenista (2019)

Paz y Bien, Querida Familia Belenista:

Mañana, jueves 10 de octubre de 2019, comienzan los actos previstos del LVII Congreso Nacional Belenista, que se extenderán hasta el próximo domingo día 13.

En nombre de la Federación Española de Belenistas y de la entidad organizadora del evento, la Fundación Díaz Caballero, queremos agradecer a los congresistas su participación, y les deseamos un buen viaje de ida hacia Mollina (Málaga), sede principal del Congreso.

A los que os habéis tenido que quedar en casa por diversos motivos, iremos informándoos puntualmente del desarrollo del Congreso en esta web.

¡¡¡Bienvenidos al LVII Congreso Nacional Belenista!!!

Publicaciones 2019 – Belén nº 37 – Asociación de Belenistas de Madrid

14 Sep 19
Presidencia FEB
, ,
No Comments

Belén n.º 37 – Asociación de Belenistas de Madrid

La Asociación de Belenistas de Madrid presenta el número 37 de su revista Belén, correspondiente a 2019, que rinde homenaje a santa Teresa de Jesús (1515-1582) abordando el estudio de la celebración de la Navidad en el Carmelo Descalzo de una forma multidisciplinar, con una lectura oblicua y nueva. Dicho número tiene el siguiente índice de contenidos y portada:

  • Saluda del presidente de la Asociación de Belenistas de Madrid, Eugeni Barandalla Corrons
  • Editorial: La Navidad Carmelita
  • Conocer:
    • ¡Oh, gran regocijo, que ya el hombre es Dios! La Navidad en el Carmelo Descalzo, por Ángel Peña Martín. Doctor en Historia del Arte. Asociación de Belenistas de Madrid
      • Tejidos espirituales. La vestición simbólica del Niño Jesús
      • Celda pobre y feliz. Retiros
      • En mi pecho te hospedé. Las Posadas
      • Por aquí pasé. El Niño perdido
      • Vertiendo está sangre. El Nombre de Jesús
      • Hoy la misma pureza se purifica. La Candelaria
      • Por el bien del Carmelo fue. A modo de conclusión
  • Analizar:
    • El Baúl de la Natividad del Museo de Arte Virreinal de Santa Teresa. Arequipa, Perú, por Franz Grupp Castelo, director del Museo
      • Arte y evangelización en el Perú virreinal
      • El Monasterio de Carmelitas Descalzas de San José y Santa Teresa de Arequipa
      • El Baúl de la Natividad del Monasterio de Santa Teresa
    • El Nacimiento del Museo Conventual de las Descalzas de Antequera, por Jesús Romero Benítez. Historiador del Arte
      • El diorama del Nacimiento
      • El Misterio de Caspicara y las figuras de barro
      • La restauración de las figuras
      • Conclusiones
  • Coleccionar:
    • Mundo Belén. Un acercamiento a la cultura navideña en el mundo, por el P. Francisco Javier Sancho Fermín, OCD. Universidad de la Mística (Ávila)
      • Historia y objetivos
      • Entrar en Mundo Belén
      • La colección de Mundo Belén
      • La riqueza étnica y cultural de los pueblos
      • El montaje de Mundo Belén
      • Los espacios y horarios de la exposición
  • Festejar:
    • La Navidad bajo los cielos azules de Quito, por la hermana Cecilia Magdalena de Jesús y de san José, OCD. Monasterio del Carmen de la Santísima Trinidad (Carmen Bajo) de Quito (Ecuador)
      • Primer domingo de Adviento
      • Segundo domingo de Adviento
      • Tercer y cuarto domingo de Adviento
      • 24 de diciembre
  • Cantar:
    • Santa Teresa de Jesús y la Navidad. Villancicos de pastores, nanas y premoniciones de la Pasión, por Esther Borrego Gutiérrez. Universidad Complutense de Madrid
  • Conservar:
    • Intervención de conservación y restauración de un Nacimiento (siglo XVIII) atribuido a Cristóbal Ramos del Convento de San José del Carmen vulgo Las Teresas de Sevilla, por Carlos Peñuela Jordán. Conservador. Restaurador de Bienes Culturales. Colegiado n.º 1466 / Miembro de ACRE n.º 266
  • Exponer:
    • El Divino Infante en el Carmelo, por Venancio Galán Cortés, director del Museo Carmelitas Granada. Licenciado en Historia del Arte
  • Aprender:
    • Diorama del V Centenario de Santa Teresa, 1515-2015, por Pedro Pablo González Mecolay. Asociación Belenista de Álava
  • Trabajar:
    • Recreación de la «arquitectura carmelitana», por Francisco Álvarez Sánchez. Asociación de Belenistas de Madrid
    • Construcción de una rueda para un carro de madera, por Jesús Antonio Caderot del Peso. Asociación de Belenistas de Madrid
  • Informar:
    • Gestación y nacimiento de la Asociación de Belenistas de Madrid, por José Manuel López Sotillo. Secretario General y Maestro Belenista de la Asociación de Belenistas de Madrid
      • Orígenes
      • Legalización y fines
      • Socios fundadoes
      • Elección de la 1.ª Junta Directiva
      • La Asociación ya está en marcha
    • Transformar el barro en maestría: la obra escultórica del doctor Pere Catá, por Jordi Montlló Bolart. Associació El Bou i la Mula
      • Algunos datos biográficos
      • Una obra de excepcional valor artístico
      • A modo de epílogo
    • El retablo ayacuchano declarado Patrimonio Cultural de Perú
    • Distinción al Mérito Civil para Juan Antonio Griñán Nicolás
    • Belenes en el Museo
    • Nacimientos americanos en Madrid
    • Cinco exposiciones sobre el Niño Jesús
    • El Bou i la Mula: dos décadas trabajando para la salvaguarda del belenismo como patrimonio integral
    • El Taller-Museo Santxotena de Artziniega (Álava): veinte años exponiendo belenes y fomentando el trabajo artesano
    • Angeli en Lerma (Burgos)
    • Eventos belenistas
  • Leer
  • Recordar:
    • Memoria de actividades, periodo 01.03.2018 – 28.02.2019, por José Manuel López Sotillo. Secretario General y Maestro Belenista de la Asociación de Belenistas de Madrid
Hemeroteca de la Federación Española de Belenistas y sus entidades

Hemeroteca 2019 – Asociación de Belenistas de Jerez – El verano del belenista: entre poliespán y ventiladores

09 Sep 19
Presidencia FEB
, ,
No Comments

Hemeroteca 2019 – Asociación de Belenistas de Jerez
El verano del belenista: entre poliespán y ventiladores

Mancheta Web Andalucía Información

Artículo original publicado el 07/09/2019 en Andalucía Información – © Abraham Ceballos

Los belenistas jerezanos han aprovechado el verano para avanzar en la elaboración de los dioramas y belenes que se expondrán a partir de diciembre

Mauricio Arcila y Bruno Díaz estudian la ubicación de las figuras

Mauricio Arcila y Bruno Díaz estudian la ubicación de las figuras
© Jiménez – Andalucía Información/Jerez

En la sede de la Asociación de Belenistas de Jerez, en la calle Chancillería, no faltan en este momento las piezas de poliespán ni los ventiladores. Lo primero fue un gran invento del añorado Pepe Guerra; lo segundo, una necesidad: los belenistas aprovechan los meses de verano para avanzar en la creación de los dioramas y belenes que se expondrán este próximo diciembre. Entre ellos se encuentra Mauricio Arcila Pizarro, designado este año por la Asociación para crear el belén monumental que se instala en la sede junto con la exposición de dioramas. «Empecé en febrero con la construcción del puente, que mide un metro de altura, y algunos detalles, como los faroles, el cierre, y una vez que el belén anterior se desmontó, me vine aquí a tomar medidas», nos relata mientras sigue tallando una lámina de poliespán duro que se convertirá en uno de los árboles de la escena principal. «El trabajo está planificado para que en septiembre y octubre haya terminado todo el tema de construcción, y noviembre dejarlo para el tema de iluminación, de detalles y figuras». Mauricio trabaja en un banco y le queda poco tiempo para avanzar en su obra, por lo que en agosto ha aprovechado las vacaciones para adelantar con las construcciones grandes.

«Mauricio ha propuesto un estilo que es muy ecléctico, muy teatral, historicista», apunta Bruno Díaz, doctor en Bellas Artes y escultor, y encargado de tallar las figuras que formarán parte de este belén. «Le propuse hacer una serie de figuras de estilo hebreo articulado, que es un tipo de belén que ya Pedro Ramírez hizo en la asociación, y he querido continuarlo. Es una adaptación de los modelos napolitanos a la estética historicista, que es lo que persigue el belén de Mauricio, porque el tema del bullicio callejero es una traslación de los principios del belén napolitano. Partimos de principios del belén napolitano, que son figuras para las que se estudia el perfil psicológico, que no responden a los modelos de serie, sino que todas tienen una relación y se entienden como conjunto y por separado. Vamos a hacer también innovaciones con el tema del vestuario de las figuras, incluso de razas, y con la caravana de los Reyes… La escenografía es fantástica, está muy bien proporcionada, con muchos detalles, muy minucioso», relata entusiasmado.

Mauricio Arcila pertenece a la asociación desde 2004, aunque su afición por el belenismo se remonta al colegio. «Estaba en la misma clase con Bruno y en el 94 hicimos el primer belén. Nos llevamos un premio con 10 años». Además del que monta cada año en su propia casa ha elaborado diferentes dioramas con la Asociación, aunque esta es la primera ocasión en la que se enfrenta a un belén de grandes dimensiones.

«La mayoría de belenistas estamos todo el año dándole vueltas a la cabeza. Tras terminar la Navidad ya me pongo a pensar en el siguiente o en una idea para poder realizarla. En este caso, la idea la tenía clara: un belén abierto, aprovechando todo el espacio, con tres metros de frontal, por cuatro y medio de fondo. Hay un primer plano muy grande, y dando perspectivas de fondo». Una de las escenas de la composición está presidida, por ejemplo, por un pórtico inspirado en una puerta árabe de Córdoba a la que ha ido añadiendo otros detalles hasta hacerla suya.

Ramón García, presidente de la Asociación, resalta que «todos los años se propone esta obra a un belenista que tenga cierta trayectoria haciendo belenes, con calidad probada, y que no haya hecho belenes de gran volumen. Aquí le damos la posibilidad de explayarse. Tiene el espacio, y le decimos, desarróllalo, con imaginación. Ninguna vez nos hemos equivocado al designar al autor. El primero fue en el 78. Desde entonces todos los años ha ido cambiado el autor y ninguno ha defraudado».

Al mismo tiempo que Mauricio trabajaba en su obra, los miembros de la Asociación han ido avanzando en sus dioramas y en el belén que se instalará en el Ayuntamiento, que ya está terminado. «Este año se ha innovado un poco, porque va a ir nevado. Está basado en una obra anterior de Pedro Sánchez Romero, que se ha reajustado», cuenta García. Asimismo, en el Museo del Belén se va a hacer un belén nuevo, que va a tener cuatro escenas junto al atrio de entrada, y de unos seis metros de largo.

Además, el colectivo inaugura el 21 de septiembre su ciclo cultural, que cuenta con cursos, ponencias, conferencias, conciertos musicales, presentaciones de libros… Los cursos están abiertos a todo el público. Hay un curso general sobre belenes, desde lo básico: cómo plantear, desarrollar y terminar un belén, qué técnicas y materiales se necesitan, así como habrá otros más concretos, uno sobre el belén andaluz, de Vicente Rodríguez, junto con una clase magistral sobre cómo hacer fondos para un belén con pictogramas.

«Los cursos son famosos porque son los más antiguos. La Asociación de Jerez tiene un estilo propio que ha sido pionero para otras asociaciones», resalta Bruno Díaz, quien hizo su tesis doctoral sobre el belén napolitano, la obra de Pedro Ramírez y de la asociación de Jerez. «Soy el único investigador belenista que hay en España», subraya para reivindicar la enorme labor artística que se hace cada año desde Jerez en el mundo del belenismo.

© Abraham Ceballos / Andalucía Información – 07/09/2019

Ha fallecido D. Víctor Sánchez Tormo, Presidente de la Asociación de Belenistas de Elche

11 Jul 19
Presidencia FEB
,
No Comments
D. Víctor Sánchez Tormo

D. Víctor Sánchez Tormo

D. Víctor Sánchez Tormo, actual Presidente de la Asociación de Belenistas de Elche, ha fallecido hoy 11 de julio de 2019.

Víctor comenzó su andadura como belenista en la asociación ilicitana en 1993 y se convirtió en presidente de la misma en enero de 2002. Igualmente fue presidente de la Cofradía del Santísimo Cristo de Zalamea de Elche y presidente de la Asociación de Comerciantes del Mueble y Afines de la provincia de Alicante.

Durante los casi 18 años de su labor al frente de la Asociación de Belenistas de Elche consiguieron varios hitos reseñables, como fundar la revista «Pandereta» allá por 2002, la inauguración de la Casa del Belén o la celebración en 2011 del XLIX Congreso Nacional Belenista.

Pero, sobre todo, lo que Víctor logró fue hacer crecer enormemente como personas a los miembros de la Asociación. Gracias a su gran dimensión humana, pudieron mantenerse unidos en los momentos más difíciles. Gracias a él, muchas de sus penas y preocupaciones se tornaron finalmente en alegrías. Sólo gracias a Víctor pudieron acercar al público la tradición belenista de la forma en la que lo han hecho.

Los muchos, y muy merecidos, agradecimientos que recibió a lo largo de su vida por parte de una gran cantidad de instituciones festeras ilicitanas sirven como muestra de su compromiso por las fiestas de Elche, y en general de su amor y aprecio por su ciudad.

Hoy los belenistas de todo el país lloramos no solo la pérdida de un compañero, sino de un verdadero amigo y, como los ilicitanos, lloramos la pérdida de quien ha dedicado su vida de forma incansable a hacernos a todos un poco más felices.

Desde aquí extendemos nuestras más sinceras condolencias a sus familiares, amigos, belenistas de Elche y alrededores y, en general, a todo aquel que tuvo la suerte de cruzarse en su vida.

La capilla ardiente se ha instalado en la sala 4 del Tanatorio de l’Alub y el funeral se celebrará mañana viernes a las 18:00h en Santa María.

¡¡¡Cómo te vamos a echar de menos, compañero. Nunca te olvidaremos!!!

 

Isologo de la Asociación Cultural La Natividad de Ezcabarte

Alta Entidad FEB – 16/06/2019 – Asociación Cultural La Natividad de Ezcabarte

16 Jun 19
Presidencia FEB
, ,
No Comments

Alta Entidad FEB – 16 de junio de 2019
Asociación Cultural La Natividad de Ezcabarte

Imagotipo de la Asociación Cultural La Natividad de EzcabartePaz y Bien, Querida Familia Belenista:

Queremos anunciaros que la Federación Española de Belenistas tiene desde hoy, domingo 16 de junio de 2019, una entidad integrante más: cumplimentados todos los requisitos de inscripción, la Asociación Cultural La Natividad de Ezcabarte, de Arre (Navarra), fundada el 6 de mayo de 2018, pasa a formar parte de la familia federativa como miembro de pleno derecho.

De hecho, nuestra nueva asociación federada ya había participado en anteriores asambleas como entidad invitada, y hoy mismo ya lo ha hecho con voz y voto en la Asamblea General Ordinaria celebrada esta mañana en el Salón Santa Ana del Hotel Tryp Atocha de Madrid.

¡¡¡Bienvenida, Asociación Cultural La Natividad de Ezcabarte, a la familia de la Federación Española de Belenistas!!!

Diploma conmemorativo de la entrada de la Asociación Cultural La Natividad de Ezcabarte en la Federación Española de Belenistas