Blog Detail

Imagen para listados de Trofeos Federación Española de Belenistas

Dª. Luz María Cañas Palmero – Trofeo FEB 2008 – Asociación de Belenistas de Cuenca

19 Oct 08
Presidencia FEB
,
No Comments
Luz María Cañas Palmero - Trofeo FEB 2008

Luz María Cañas Palmero
Trofeo FEB 2008

Logo AB CuencaLa Asociación Pro Salud Mental «Vivir»: un grupo de personas preocupadas por la salud mental en Cuenca, formado por familiares y profesionales, promueven e impulsan esta asociación.

La Asociación Pro Salud Mental «Vivir» tiene como objetivos:

  • Promover la salud y el bienestar de sus asociados.
  • Organizar periódicamente reuniones de familiares y grupos de ayuda mutua.
  • Mentalizar a la sociedad hacia el respeto y aceptación del enfermo mental.
  • Fomentar la participación en actividades culturales normalizadas para favorecer la integración plena en la sociedad.

Durante los años 1995-1996 se realizaron numerosas actividades para dar a conocer el proyecto: conferencias, seminarios, excursiones, etc., consolidando poco a poco la asociación.

La Asociación Pro Salud Mental «Vivir» es privada sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica propia y de ámbito provincial. Es miembro de la Fundación Madre. Está federada en la Federación Regional de familiares y enfermos mentales de Castilla-La Mancha. Está presente en todos los foros de salud mental y es miembro fundador del Fórum de la Discapacidad de Cuenca.

En la actualidad, la presidenta de la Asociación Pro Salud Mental «Vivir» ocupa el cargo de presidenta de la federación regional, lo que conlleva la vicepresidencia de la Fundación Madre.

Debido a que la presidencia de esta asociación la ostenta Dª. Luz María Cañas Palmero, la cual es miembro de esta Asociación Belenista, y debido a la ayuda que dicha Asociación Pro Salud Mental «Vivir» nos presta, es por lo que en Asamblea General celebrada el día 6 de febrero de 2008 se acuerda, por unanimidad, proponer para el Trofeo Federación Española de Belenistas a la Asociación Pro Salud Mental «Vivir», en la persona de Dª. Luz María Cañas Palmero.

Deja un comentario