Blog Detail

Hemeroteca de la Federación Española de Belenistas y sus entidades

Hemeroteca 2013 – Asociación de Belenistas de Jerez – El último belén de Pepe Guerra

09 Dic 13
Presidencia FEB
, ,
4 comments

Hemeroteca 2013 – Asociación de Belenistas de Jerez
El último belén de Pepe Guerra

Artículo original publicado el 09/12/2013 en el Diario de Jerez – © Juan P. Simó

Maestro de belenistas, cuelga las figuras y pinturas después de 65 años consecutivos dedicados al belenismo Un rosario de recuerdos de una vida entregada al arte

© Diario de Jerez, 09/12/2013

¿Dónde demonios poner a este artista empedernido? Restaurador de importantes tallas, maestro de belenistas, escaparatista, decorador, con afición por el teatro… Yo le hubiera dicho hace muchísimos años que se asegurase las manos. Pero bueno, José Guerra Carretero, Pepe Guerra, ya ha alcanzado los ochenta y un años y ahora, tranquilito, recuerda y hace balance desde un sillón de su estudio como diciendo aquello de que ‘me quiten lo bailao’. La memoria de Pepe es envidiable. Por eso, hilvana con habilidad el salto de una conversación a otra, de una copa a otra, como en el vino. Pero lo hace con una soltura que pasma. Por tanto, que hable y que se responda. Que hable por esa boca el artista.

Pregunta (P.): ¿Cómo eran esas antiguas Navidades?

Respuesta (R.): La Navidad era más bonita. Tenía una gracia que no tiene ahora. Algo pícara, ingenua… ese jovencito que andaba detrás de la niña, a la que seguía por las zambombas, que se miraban y sonrojaban… Otra época, pero yo me quedo con la antigua. Tan diferente… Además, se exigía menos: A mí me dejaban los Reyes todos los años un rompecabezas de taquitos y unos lápices para pintar y yo era el más feliz del mundo un año entero. A las niñas les traían una muñeca y hasta que no sirvieran no les traían otra.. ¡Ahí tienen las niñas veinticuatro muñecas! En casa del abuelo hacíamos la zambomba. Ahora no se ha recuperado la zambomba. Eso no es verdad: se ha inventado. La antigua se hacía dentro de las casas. No era una zambomba callejera, donde se cuela todo el mundo.

Las zambombas se hacían en los patios de vecinos y en algunas calles, como la de Palma o Merced.  Pero allí estaba todo el mundo. Y era improvisada. Ni había cantaores ni cuadros flamencos. Una vecina tenía una botella de aguardiente y se tomaba una copa, el otro sacaba unos pestiños, el otro… Lo que hubiera. Yo creo que la zambomba es hoy un espectáculo.  Ha perdido es