Etiqueta: Patrimonio Cultural Inmaterial

Imagen Destacada - Patrimonio Cultural

Reunión con el Embajador Delegado Permanente de España ante la Unesco

14 May 24
Presidencia FEB
, ,
No Comments

Reunión con el
Embajador Delegado Permanente de España ante la Unesco

Integrantes de la reunión mantenida entre el embajador delegado permanente de España ante la Unesco y los representantes del mundo belenista, en la sede del ENS el pasado miércoles 8 de mayo de 2024

De izquierda a derecha, D. Josep Porta Saburit (presidente de la Associació de Pessebristes de Barcelona), D.ª Rosa M. Provencio Monleón (presidenta del ENS), D. Miquel Iceta Llorens (embajador delegado permanente de España ante la Unesco), D.ª Maria Antonia Martorell Poveda (presidenta de la Federación Española de Belenistas), D. Albert Català Pou (presidente de la Universalis Fœderatio Præsepistica) y D. Ramon Albornà Rovira (presidente de la Federació Catalana de Pessebristes)

Paz y Bien, Querida Familia Belenista:

El pasado miércoles 8 de mayo de 2024, las presidencias de la Universalis Foederatio Praesepistica, Federació Catalana de Pessebristes, Associació de Pessebristes de Barcelona y nuestra Federación Española de Belenistas, acompañadas por la presidencia del ENS (Ens de l’Associacionisme Cultural Català, entidad acreditada ante la Unesco para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial) mantuvimos una reunión en Barcelona en la sede del citado ENS con D. Miquel Iceta Llorens, embajador delegado permanente de España ante la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) desde el 6 de diciembre de 2023.

El motivo del encuentro ha sido darle a conocer las gestiones que se están llevando a cabo para que el belenismo sea inscrito en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Durante la reunión se ha valorado que la mejor opción es configurar una candidatura internacional, tal y como ya se está impulsando desde las diferentes federaciones, tanto nacionales como internacionales.

Los representantes de las entidades belenistas hemos valorado positivamente la reunión, que se inscribe en el trabajo conjunto que se está llevando a cabo durante los últimos años para formalizar la candidatura internacional. Desde el mundo belenista estamos convencidos de poder cumplir con los criterios establecidos para ser reconocidos y así lo han valorado con el embajador.

Precisamente fue con D. Miquel Iceta al frente del Ministerio de Cultura y Deporte, cuando el Consejo de Ministros aprobó en junio de 2022 el Real Decreto 481/2022 por el cual se declaró el Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de España. Dicha inscripción reconoce la trascendencia sociológica del belenismo, más allá de la ámbito religioso, y también su importancia en la preservación de los oficios tradicionales y la artesanía especializada.

Momento de la reunión mantenida entre el embajador delegado permanente de España ante la Unesco y los representantes del mundo belenista, en la sede del ENS el pasado miércoles 8 de mayo de 2024

Momento de la reunión mantenida entre el embajador delegado permanente de España ante la Unesco y los representantes del mundo belenista, en la sede del ENS el pasado miércoles 8 de mayo de 2024

El Consejo de Ministros ha declarado el Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial

14 Jun 22
Presidencia FEB
, ,
No Comments

El Consejo de Ministros
ha declarado el Belenismo como
Manifestación Representativa del
Patrimonio Cultural Inmaterial

Paz y Bien, Querida Familia Belenista:

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy, martes 14 de junio de 2022, a propuesta del Ministerio de Cultura y Deporte, la declaración del Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, contribuyendo así, a revalorizar estos oficios artesanales y potenciar los usos de la tradición.

El Real Decreto aprobado por el Gobierno supone el paso definitivo de protección, después de que el Ministerio de Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes, iniciara el proceso el pasado 5 de enero, implicando ya un reconocimiento y salvaguarda de esta práctica.

El Belenismo trasciende lo estrictamente religioso para encuadrarse en una dimensión cultural, convirtiéndose así en un hecho sociológico. Es muestra de una identidad colectiva, presente prácticamente en toda España.

Entre sus valores culturales, destaca su contribución a la transmisión de conocimiento de la cultura popular, mostrando oficios tradicionales y modos de vida a veces ya desaparecidos, así como la preservación de oficios artesanales especializados y su dimensión económica y productiva.

También destacan la riqueza de sus bienes muebles asociados, la transmisión y recreación a través de su práctica de conocimientos, habilidades y destrezas, su estrecha relación con la tradición oral, narrativa y musical, la importancia del asociacionismo en torno a esta manifestación y su proyección internacional.

El Belenismo comprende tanto al arte de fabricar las figuras del Belén por parte de sus artesanos, como al colectivo especializado que lo arma.

La acción de montar el Belén es una tradición de religiosidad popular que tuvo su origen en la Europa Medieval y que consiste en construir una escenografía formada por escenario y figuras sistematizables que se arman o montan cíclicamente coincidiendo con la época de Navidad. Se trata, por lo general, de construcciones efímeras y estacionales, de un pequeño universo reducido, que alberga personas, animales y casas.

La Ley 10/2015, de 26 de mayo, para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial establece que corresponde al Ministerio de Cultura y Deporte, en colaboración con las comunidades autónomas, la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial mediante la Declaración de Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, además de regular el procedimiento de declaración.

Quedamos a la espera de que el Real Decreto aprobado hoy sea publicado en el Boletín Oficial del Estado para que entre en vigor.
El Consejo de Ministros declara el Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial

El Ministerio de Cultura y Deporte incoa expediente de Declaración del Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial

05 Ene 22
Presidencia FEB
, ,
No Comments

El Ministerio de Cultura y Deporte
incoa expediente de
Declaración del Belenismo como
Manifestación Representativa del
Patrimonio Cultural Inmaterial

Paz y Bien, Querida Familia Belenista:

Los Reyes Magos han oído nuestras peticiones y vienen cargados de buenas noticias.

Con fecha de hoy, miércoles 5 de enero de 2022, se publica en el Boletín Oficial del Estado la resolución del 3 de enero de 2022 de la Dirección General de Bellas Artes, por la que se incoa expediente de Declaración del Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial. Esta incoación surte efectos a fin de su anotación preventiva en el Inventario General de Patrimonio Cultural Inmaterial Español.

Desde estas líneas la Federación Española de Belenistas quiere reconocer, felicitar y agradecer a la Asociación de Belenistas de Madrid su decisiva implicación y acierto en la estrategia e iniciativas seguidas durante los tres últimos años para conseguir esta incoación, de las que nos ha venido informando puntualmente durante las asambleas federativas celebradas en este tiempo, en el que ha presentado y gestionado la correspondiente “petición motivada” ante el Ministerio de Cultura y Deporte, para obtener, finalmente, la declaración objeto de esta noticia informativa.

Todavía queda algún trámite para su anotación definitiva, que permitirá que el Belenismo sea protegido definitivamente por el Estado español y es un primer paso, trascendental, en nuestro largo caminar en busca del objetivo final de obtener que el Belenismo sea considerado, más pronto que tarde, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Muchísimas gracias a quienes, con vuestro apoyo, estáis haciendo posible este camino.

En este enlace adjuntamos el BOE de hoy con la justificación de la declaración.

Bajo estas líneas iremos publicando hemeroteca periodística sobre el tema.

Hemeroteca

⊗ 05/01/2022 – Ministerio de Cultura: El Ministerio de Cultura y Deporte declara el Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial
⊗ 05/01/2022 – Agencia EFE: El belenismo, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial
⊗ 05/01/2022 – Europa Press: Cultura inicia trámites para declarar el belenismo como patrimonio cultural inmaterial
⊗ 05/01/2022 – Murcia Economía: Bellas Artes inicia la declaración del belenismo como Patrimonio Cultural
⊗ 05/01/2022 – El Periódico: El belenismo, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial
⊗ 05/01/2022 – Newtral.es: Novedades BOE (últimos párrafos de la noticia)
⊗ 05/01/2022 – Religión Digital: El Gobierno adelanta el “regalo de reyes” a los belenistas: el Belenismo, patrimonio Inmaterial Cultural en España
⊗ 05/01/2022 – La Voz del Sur.es: «El mejor regalo de Reyes»: los belenistas celebran la declaración del belenismo de Interés Patrimonial Cultural Inmaterial
⊗ 05/01/2022 – 20 minutos: El belenismo queda oficialmente declarado como Patrimonio Cultural Inmaterial

Portada de la revista ¡Aleluya! n.º 15 - Asociación Belenista de Valladolid (2020)

Protejamos el belén, por Jesús Enríquez Tauler

27 Nov 20
Presidencia FEB
, ,
No Comments

Protejamos el belén

Artículo publicado en la revista ¡Aleluya! nº 15 (2020) de la Asociación Belenista de Valladolid

Imagotipo de la Asociación Belenista de ValladolidDentro de las categorías de bienes protegibles, como son los bienes muebles e inmuebles de interés: artístico, histórico, arquitectónico, paleontológico, arqueológico, etnológico, científico o técnico y la riqueza documental, bibliográfica y lingüística, se encuentran también las actividades, usos, costumbres y tradiciones, que identifican un modo de ser y de sentir de grupos y personas que, por su especial significación, merecen la intervención de los poderes públicos para su preservación.

La Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), considera este tipo de elementos como “crisol de la diversidad cultural y garante del desarrollo sostenible”.

En su artículo segundo los define como:

“…los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural.

Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana.

A los efectos de la presente Convención, se tendrá en cuenta únicamente el patrimonio cultural inmaterial que sea compatible con los instrumentos internacionales de derechos humanos existentes y con los imperativos de respeto mutuo entre comunidades, grupos e individuos y de desarrollo sostenible.”

Las Naciones Unidas, hasta la fecha, han reconocido 549 de estas actividades como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, procedentes de 127 países. Entre ellas 19 españolas, desde el flamenco y la dieta mediterránea, pasando por el silbo gomero y el canto de la Sibila mallorquín, hasta las Fallas, las tamboradas, los “castells” o el Misterio de Elche.

A final de año, si el virus que nos asola, emboza y confina lo permite, un comité de la UNESCO decidirá nuevas incorporaciones a la lista.

“Presepe” en piedra policromada de Stefano da Putignano, Grottaglie (TA). Foto: Gianluca Ferrulli

“Presepe” en piedra policromada de Stefano da Putignano, Grottaglie (TA)
Foto: Gianluca Ferrulli

En este contexto proteccionista de las más variadas expresiones humanas se pretende, desde Italia, la inclusión del “presepe” en esa selecta relación.

El primero en reivindicarlo ha sido el senador Piero Liuzzi cuando, en las Navidades de 2017, escribiera al presidente del “Senatus” del país transalpino, para abogar por esta noble causa de hacer del belén una muestra de ese acervo intangible a nivel mundial.

En su particular epístola senatorial, el exalcalde de Noci -municipio del área metropolitana de Bari, en el tacón de la península itálica-, reclamaba la acción conjunta de las instituciones del estado y de la propia sociedad italiana para lograrlo.

Belén napolitano

Belén napolitano

Junto al copyright franciscano, el político de la región de Puglia, destacaba las manifestaciones artísticas del belenismo monumental de esta región sureña italiana, en pleno rinascimento adriático, rememorando las figuras de Stefano da Putignano y de Paolo Catalano da Cassano, que inmortalizaron el nacimiento mediante esculturas en piedra calcárea policromada, como el que podemos contemplar en la Iglesia del Carmen en Grottaglie, obra del primero de ellos en el Cinquecento.

A su iniciativa se han sumado las del Comune de Greccio, de la provincia de La Campania -para la exaltación del belén napolitano- y el impulso del propio papa Francisco, con su carta apostólica sobre el significado y el valor de la representación del nacimiento de Jesús, titulada “Admirabile signum” (dada en el Santuario del Pesebre el 1 de diciembre de 2019).

Mientras llega esa declaración internacional, creo que no estaría de más impulsar la protección del belén en nuestra comunidad autónoma. La ley 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León, también permite declarar como Bien de Interés Cultural (BIC) el patrimonio inmaterial de nuestra región, a la que sin duda alguna pertenece la tradición belenística.

Reúne todos los requisitos para ello. Es una tradición absolutamente relevante y singular que, de innegable raigambre cristiana, ha sido capaz de trascender el hecho religioso para convertirse en uso y costumbre, cuasi universal, tanto en el ámbito privado como público, con motivo de las fiestas navideñas.

Más aún, se trata de una expresión que ha superado su originaria concepción figurativa, para llegar a personificarse mediante la escenificación humana del misterio, en forma de belenes vivientes en no pocas poblaciones y en múltiples ámbitos como las escuelas, las calles y las plazas, sirviendo incluso de reclamo turístico y dinamización de la economía.

No parece que en Castilla ni en León se pueda hablar a lo largo de la historia de una industria de especial relevancia artística, asociada a la producción de los elementos propios del arte figurativo del belén, ni por la calidad de los materiales ni por el valor intrínseco de sus creaciones. Lo cierto es que no hace falta para su declaración como BIC.

Lo en verdad esencial es la actividad en sí. Su significación y arraigo social a través de los siglos. Su mixtión con la forma de exteriorizar sentimientos y celebraciones de nuestra comunidad.

Al contrario de lo sucedido en Andalucía o en el levante español tras la llegada al trono de Carlos III y, con él, “la moda” del belén napolitano, la creación de figuras y otros elementos complementarios de la representación del nacimiento del hijo de Dios en nuestras tierras, siguió siendo el propio de una alfarería tosca y asociada en gran medida al mundo rural.

En casi todos los alfares había este tipo de producción, generalmente de barro crudo, para abastecer un mercado local que demandaba, cada año, la reposición de piezas rotas o la incorporación de otras nuevas.

En nuestra provincia se tienen presentes en la memoria los de Alaejos, Portillo o Tiedra, entre otros, al igual que en diferentes lugares a lo largo y ancho de la meseta norte, como el municipio leonés de Jiménez de Jamuz, el segoviano de Coca y ciertas poblaciones de la provincia de Zamora, por citar algunos de los más significados.

Tan solo algunas familias acomodadas adquirían piezas de mayor valor para sus belenes domésticos. Una veces importadas de Italia, otras compradas en España, hechas por lo común en cerámica policromada e incluso entreveradas con tejidos y ropajes.

Hoy en día, sólo unos pocos alfares de los más de treinta que se conservan activos, mantienen creaciones belenísticas.

Belén de Pilar Tirados. Foto: Gianluca Ferrulli

Belén de Pilar Tirados. Foto: Gianluca Ferrulli

Pilar Tirados en Coladilla (León) es una de estas “artesanas modernas”, que hacen perdurar esta costumbre manufacturera en su taller de cerámica de la Plaza del Caño, de una forma tan simpática como renovada, cuasi naíf.

La declaración de Bien de Interés Cultural del Belén la puede promover cualquier persona física o jurídica, además de la propia administración autonómica.

Desde esta tribuna que me brinda esta noble asociación, hago un llamamiento público para promover la declaración del Belén como BIC. Corren tiempos de tentaciones iconoclastas. Momentos de paradojas y confusiones, que lo mismo invitan a retirar crucifijos de los colegios, que a vestir a los hijos de San José, de Virgen o Niño, en nombre de un laicismo excluyente difícilmente compatible con la tolerancia que predica la UNESCO y un elemental sentido de concordia.

Los bienes declarados de interés cultural gozan de la máxima protección y tutela, y su utilización está siempre subordinada a que no se pongan en peligro sus valores.

Con estas garantías, se pondría fin a las muestras de intransigencia e intolerancia de algunas minorías, que pretenden acabar con una de nuestras tradiciones más entrañables haciendo mofa del nacimiento con “descomposiciones,” que tan solo pretenden dividir a la sociedad y ridiculizar nuestras costumbres.

Sobran argumentos. ¡Protejamos el Belén!

Jesús Enríquez Tauler
Abogado y amante de Valladolid

Portada del libro "Belenes y Pesebres de España" coordinado por Augusto Beltrá Jover, editado por la Federación Española de Belenistas (2009)

Patrimonio de la Humanidad, por Vicente Magro Servet

16 Oct 09
Presidencia FEB
, ,
No Comments

Patrimonio de la Humanidad

Artículo publicado en el libro Belenes y Pesebres de España (2009) de la Federación Española de Belenistas

Portada del libro "Belenes y Pesebres de España" coordinado por Augusto Beltrá Jover, editado por la Federación Española de Belenistas (2009)Los belenistas-pesebristas me merecéis todo el respeto y admiración.

El arte del pesebrismo-belenismo se tiene en alta consideración por quienes disfrutamos con vuestro trabajo, dirigido a la representación de la vida plasmada con tanto interés y esmero. Las virtudes que os rodean son difíciles de ver actualmente, porque para conseguir el alto rendimiento y nivel de la tarea que realizáis es preciso tener una adecuada formación, paciencia, entrega, horas y horas de dedicación, seriedad y disciplina en la consecución de un objetivo. Valores todos ellos que, hoy en día, van desapareciendo y que por ello se magnifican en aquellas personas que los ponen en práctica para lograr los objetivos marcados. Paciencia, disciplina, trabajo y cariño por lo que haces son cualidades que se deberían introducir en un relicario personal que todos habríamos de llevar para utilizarlos siempre.

Méritos que el belenista-pesebrista posee y que luego seguro que las refleja en su actividad diaria, en la personal y en la laboral. Quien es capaz de tener tanto arte y amor con estas obras no puede ser un mal padre, una mala persona en su vida. Y es que esta actividad y muchas otras que requieren de unos principios básicos de actuar, de ser, de comportarse con uno mismo y con los demás, sirven para ir modelando personalidades. De este modo, quienes os dedicáis al arte del pesebrismo-belenismo es evidente que proyectáis vuestra filosofía de trabajo, de esfuerzo y dedicación en vuestra actividad laboral, en vuestra vida familiar y en vuestras relaciones con los demás. Ser un amante del arte del belenismo-pesebrismo es algo más que recrear la vida de la Navidad plásticamente. Es autoimponerse una disciplina de trabajo y esforzarse para conseguir terminar una obra que tomasteis la decisión de iniciar. Las obras inacabadas no existen en vuestra mente y, desgraciadamente, en la vida estas obras inacabadas se repiten continuamente. Proyectos que se promueven y no se ejecutan o concluyen. Ideas que se quedan en sólo eso, ideas. Frases con intenciones que no se llegan a plasmar. Por eso, actividades como el pesebrismo-belenismo instauran una escuela no sólo en el arte de la figuración y recreación de la Navidad, sino que se configuran como un método de «comportamientos». El belenismo-pesebrismo es una escuela de compromisos. Es una escuela de asumir responsabilidades para concluir lo iniciado. Y, además, concluirlo bien. Compromiso, comportamiento, responsabilidad… ¡Qué bien suena! ¿No? Pero qué pocas veces se están llevando ahora a la práctica estos valores.

Así, instalar un belén o un pesebre en casa es algo innato a los que queremos introducir los valores de la Navidad en nuestros hogares y en nuestras vidas, ya sea el pequeño pesebre tradicional, o bien aquel belén que por sus dimensiones y grandiosa escenificación requeriría de una ubicación más próxima a su contemplación por el público. Y, de este modo, todos participamos del pesebrismo-belenismo, haciendo el belén o el pesebre en nuestras casas como un rito y tradición de la Navidad, o visitando los belenes y los pesebres que los maestros belenistas-pesebristas construyen con su arte recreando los escenarios del nacimiento de Cristo. Y hemos ido de pequeños, de la mano de nuestros padres, asombrados de ser como gigantes que entrábamos en un mundo en miniatura. Y ahora llevamos a nuestros hijos también, cogiéndolos de la mano para que continúen deleitándose ante vuestras obras de arte. El arte de la representación de la vida y de la diversidad de modos y maneras de cómo escenificáis el nacimiento del Redentor.

Un arte que merece, tanto o más que otros, el reconocimiento de «Patrimonio de la Humanidad». Pues, ¿hay algo con mayor grandeza que reflejar en un pesebre o un belén la realidad de nuestra Navidad? ¿Hay algo mejor para obtener ese galardón que recrear en forma de figuras y escenarios el momento del nacimiento de Cristo? ¿Alguien puede pensar que en el panel de comparaciones de los que han tenido el honor de ser designados como «Patrimonio de la Humanidad» tienen mayor crédito y prestancia que el mundo del belenismo-pesebrismo considerado en su conjunto? Opino que si hay algo que con mayor razón se mereciera el reconocimiento de verdadero «Patrimonio de la Humanidad» es el legado de todos cuantos se han dedicado y os dedicáis al pesebrismo-belenismo.

Porque, mientras una parte de la sociedad apuesta -y como juez lo sé muy bien- por el crimen, el odio, la envidia y tantas manifestaciones de violencia que están dirigiendo a nuestro mundo por vías cercanas a la autodestrucción, otra parte de nuestra sociedad apuesta también por los aspectos más positivos, como los que nos muestran el belén y el pesebre: la comprensión, el amor, el respeto. Que es el mensaje que vosotros, pesebristas y belenistas, siempre habéis representado en los belenes y pesebres . El mensaje de la vida, no el de la muerte. Así el pesebre y el belén simbolizan nuestro lado bueno y el que le enseñamos a nuestros hijos. A esos que el día de mañana montarán nuestros belenes o pesebres en casa y a los que puedan integrarse en las distintas asociaciones de pesebristas y belenistas. A esos hijos presentes y futuros a los que tenemos la obligación de trasladar un mensaje de trabajo y de comprensión. A los hijos que puedan conseguir, si vosotros no lo hacéis antes, que el belenismo-pesebrismo sea considerado Patrimonio de la Humanidad. Como debe ser… Os lo merecéis.

Vicente Magro Servet
Presidente de la Audiencia Provincial de Alicante
Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort